Capítulo 16 – Plasencia – Sevilla

Llegados a este punto, ya habíamos recorrido los 8 países planteados en un principio. Nos quedaban 3 horas de trayecto y 340 kilómetros hasta Sevilla… pero llevábamos varios días pensando en si visitar un país más o no… “¿Vamos hasta Portugal?” “Total son seis horas y media de trayecto y 530 kilómetros, nada que no hayamos hecho ya”.

Al final, Abel y yo decidimos ir hasta Évora y Moura y Jose y Ana se fueron directamente a Sevilla. Se fue nuestra “cámara oficial”, así que no hay vídeo resumen de esta etapa.

Salimos temprano de Plasencia. Tras algunos kilómetros de autopista sin tráfico (Era sábado por la mañana) y sin viento, nos desviamos hacia Badajoz y tras casi dos horas de viaje desde que salimos, ¡pisamos Portugal! El noveno país había caído.

El primer lugar que visitamos fue Elvas, aunque solo de pasada. Llegamos a Évora a media mañana y tras visitar su conocido Templo Romano y la Catedral, fuimos a una pequeña pastelería donde probamos los famosos Pasteles de Nata con canela.

Catedral de Évora

Mmmmm…. Pasteles de Nata.

Templo Romano en Évora

Templo Romano en Évora

No queríamos alejarnos más del destino, así que cogimos rumbo Suroeste hacia Sevilla. Por el camino cruzamos la impresionante “Albufeira do Alqueva”, que con 250 Km2, es uno de los embalses más grandes de Europa. Aquí hicimos una parada y conversamos con algunos portugueses en perfecto portugués, y comprobamos que más o menos nos podemos entender.

Albufeira do Alqueva

Está claro, ¿no?

Llegamos a Moura a la hora de comer, ya con bastante calor. Tras visitar el castillo, visita gratuita, por cierto, y del que se ven unas vistas interminables del entorno, fuimos a comer a un lugar muy auténtico de la ciudad. A estas alturas, Jose y Ana ya se refrescaban en la piscina del hotel después de haberse ido de tapas por la capital andaluza.

Algunos ya estaban en Sevilla

Ana, esperando por su merecida cerveza.

No sabemos qué era esto, pero tenía bandera, así que… ¡foto!

Una buena Bifana, y a seguir.

Dentro del Castillo

Vistas desde el Castillo de Moura

En el Castillo de Moura

¿Puedes ver a Abel?

Impresionantes vistas desde el Castillo de Moura

Tras esto, ya pusimos rumbo a Sevilla, por unas carreteras secundarias guapísimas, llenas de curvas rápidas, divertidas y sin tráfico. Apenas tres o cuatro coches durante más de 100 Km.

¡De nuevo en España!

Llegamos a Sevilla bien entrada la tarde… y con 35 grados en el termómetro. Nada más llegar, directos a la piscina, y a descansar.

Mañana se van las monturas…

Capítulo 15 – Segovia – Plasencia

Capítulo 17 – Sevilla – Huelva

 

No Comments

Post a Comment